Cómo gestionar la relación con los proveedores en tiempos difíciles

Cómo gestionar la relación con los proveedores en tiempos difíciles

Conversación con proveedores y actualización de la previsión de tesorería

Conseguir transparencia. Este es el principal objetivo, lograr que tus proveedores te trasladen toda la información posible para contar con más información y tomar las decisiones adecuadas. Pero... ¿cómo?

Pregúntales sobre su situación, y trata de entender si existe un riesgo en que no puedan continuar con sus operaciones para tener preparado un plan B. Cuanta más información tengas, menos riesgo tendrán tus decisiones.

Cuéntales cuál es tu situación, y cuándo podrías hacer frente a los pagos que les debes. Es una conversación complicada, pero muy necesaria. Al final los negocios están basados en relaciones personales, y ser transparente con tus proveedores no te garantiza nada, pero incrementa las opciones de que tengan un gesto positivo contigo ante una situación complicada.

Intenta retrasar las fechas de vencimiento, y si no es posible, intenta que te concedan un plan de pagos diferido o incluso un descuento sobre la factura por pronto pago. Te sorprenderá los descuentos que pueden llegar a ofrecerte por pagar una factura por adelantado.

Ten en cuenta que tus pequeños proveedores también tendrán serias dificultades para mantenerse a flote, así que intenta pagar tus deudas tan pronto como te sea posible dentro del acuerdo que hayas alcanzado con ellos.

Reserva tu demo en Orama

Una vez hayas hablado con tus proveedores, actualiza los cambios en tu previsión de tesorería para tener una visión completamente actualizada del futuro de tu negocio. De esta forma, podrás conocer:

• El impacto que tendrá la pandemia sobre tu empresa

• Cuánto tiempo sobrevivirá tu negocio ante esta situación

• Qué clientes te pagarán, cuánto y cuándo

• Qué gastos tendrás en los próximos meses

• Cuál es el ingreso mínimo que necesitas en cada mes

• Cómo evolucionará tu tesorería en los próximos meses

Ten en cuenta que esto no te garantiza nada, pero sí te dará una visión mucho más realista de lo que puede pasar, de forma que puedas puedas planificar tus próximos pasos.

Granito a granito, conseguirás tener una visión más clara de la liquidez futura de tu negocio, o incluso conocer a futuro cuánto dinero tendrá tu empresa en los próximos meses.

También te puede interesar