¿Qué es el cash out en la empresa?

¿Qué es el cash out en la empresa?

Hacer crecer una empresa requiere muchísimo esfuerzo y tiempo. Y, una pregunta que siempre está en la cabeza de los emprendedores es de qué manera pueden rescatar parte del valor que se ha creado. A esta situación se le llama cash out. Es decir, sucede cuando un emprendedor decide salir del proyecto y recuperar parte del valor de la empresa.

Es por eso por lo que cobra mucha importancia crecer de la manera más eficiente. Como emprendedor, nadie podrá compartir el valor que tú le ves al proyecto. Y pese a que levantar mucho dinero está de moda ahora, mantener control sobre tu empresa nunca va a dejar de estarlo.

CUANDO HACER UN CASH OUT

Tus opciones como emprendedor para realizar un cash out dependerá en gran medida de la tracción de tu negocio y de tus datos. 

Algunas de las opciones estratégicas que pueden llevar a un cash out puede ser algo que se contemple incluso en el pitch deck. Pero ¿De qué maneras puedo realizar un cash out?

VENTA DE ACTIVOS

Una alternativa muy utilizada en los negocios pequeños es simplemente vender los activos. Esta situación puede darse cuando los emprendedores se cansa, tiran la toalla o cuando se encuentra con que no puede seguir adelante. 

Esto puede incluir vender equipamiento, vender bienes inmuebles o incluso propiedad intelectual o contratos.

HACER UNA IPO

Las siglas IPO hacen referencia a Initial Public Offering, es decir, a una salida a bolsa. Durante mucho tiempo se consideró el camino tradicional para ganar grandes cantidades de dinero realizar este tipo de operaciones. Pero, también es verdad que durante los últimos años, ejemplos de grandes startups tecnológicas que han sido públicas y han perdido muchísimo dinero está haciendo que cada vez más inversores y founders busquen alternativas.

VENDER LA COMPAÑÍA

De hoy en día cada vez es la opción que más va ganando terreno, y esta es que tu empresa sea adquirida por una compañía de tamaño mayor.

Los motivos pueden ser varios: desde que forme parte de la estrategia de crecimiento de la empresa (como Facebook hizo con Instagram), o cómo otra startup que está reuniendo diferentes compañías para hacer una adquisición mayor. En estas ocasiones, puede ser que el emprendedor se mantenga para asegurar una transición y un traspaso bueno.

Este proceso puede ser largo e implicar una due dilligence muy extensiva.

También hay otras formas de vender la empresa, y esta es a los empleados o al equipo directivo:

  • MBO (Management Buy Out): Nos referimos a una MBO a la venta de la compañía al equipo directivo. Esta opción de hacer cash out suele ser cuando el propietario confía en el equipo directivo y este quiere tirar la empresa adelante. La principal ventaja de este método es que el propietario no ha de buscar a ningún comprador y perder el tiempo. Pero, por otro lado, esto hace que el precio de adquisición sea normalmente menor al que podría ser en el mercado. 
  • ESOP (Employee Stock-Ownership Plan): Otra opción, como hemos comentado antes, es vender la compañía a los empleados de esta. Este proceso puede ser complicado, pero tiene muchas ventajas. Entre ellas, el propietario puede mantenerse en la compañía y hacer una buena transición, así como ser un buen incentivo a largo plazo como compensación por el trabajo realizado y la lealtad.

En esta ocasión, el precio y valoración lo establece una empresa externa. Los empleados tienen la propiedad de la empresa mientras trabajan dentro de esta. Pero, esto puede suponer algunos contras. En primer lugar, quizás el propietario puede no querer que un tercero determine el precio de la compañía ya que puede ser inferior al del mercado. Asimismo, la empresa ha de tener suficiente caja para recomprar las acciones de los empleados que se van.

Reserva tu demo en Orama

VENTA AL MERCADO SECUNDARIO

En esta ocasión consiste en vender parte de la propiedad a nuevos inversores en una ronda subsecuente con un precio pactado. Muchos founders incentivan a nuevos inversores ofreciendo un descuento en sus acciones.

Esta opción es muy popular en el Venture Capital, especialmente cuando tratamos rondas de Serie B a Serie D.

CAPTAR DEUDA

En otras ocasiones el emprendedor ha realizado un cash out pero quiere revertir el proceso. Ven que la compañía está tomando una dirección que ellos no habían visto, y la quieren de vuelta.

Para poder hacer esta operación, se puede captar deuda y comprar de nuevo las acciones, consiguiendo así otra vez la propiedad y el control de la compañía.

PRIORIZAR LOS BENEFICIOS

Otra opción es simplemente priorizar los beneficios dentro de la empresa, en vez de un crecimiento exagerado. Esto puede permitir tener un aumento de sueldo o un bonus a final de año. 

Con una operación razonable, muchos emprendedores pueden recuperar relativamente fácil el dinero invertido en un inicio. Asimismo, con estos recapitaliza la empresa, ves pagando la deuda, apoya a los que empezaron el proyecto contigo y sigue tirando la compañía adelante mientras mantienes el control.

Hay muchísimas opciones para hacer un cash out como emprendedor. Cuanto antes se planifique el exit, más rentable y mejor preparado estará.

Con Orama, tendrás una visión futura del cash flow de tu empresa, lo que te permitirá diseñar una estrategia de exit con datos reales en la mano.

Agenda una demo con nuestros expertos y comprueba cómo podemos ayudarte con tu proyecto.

También te puede interesar