¿Qué es el capital de una empresa?

¿Qué es el capital de una empresa?


El capital de una empresa es el conjunto de bienes que se aportarán a la empresa destinados a la fabricación de otros bienes o servicios. Digamos que sirve para generar valor, beneficios o ganancias a través del dinero que se impone o se presta por parte de socios o accionistas. Es más, también encontramos diferentes tipos de capitales que son: 


CAPITAL DE UNA EMPRESA SEGÚN PROPIETARIOS


  • Público: pertenecientes a entidades públicas, cómo, por ejemplo, el Gobierno.
  • Privado: pertenecientes a empresas o particulares.



SEGÚN LA CONSTITUCIÓN 


  • Tangible: bienes que se pueden tocar, es decir son físicos. Cómo, por ejemplo, un camión o una maquinaria.
  • Intangible: en este caso no se puede tocar, cómo, por ejemplo, la marca de una empresa.


SEGÚN EL PLAZO


  • Corto plazo: el objetivo principal debe de ser a corto plazo, normalmente, en el periodo de un año. 
  • Largo plazo: se invierte con una proyección de ganancias de varios años.



Reserva tu demo en Orama

SEGÚN SU FUNCIÓN


  • Capital fijo: bienes que tiene una empresa a largo plazo, con los que se espera hacer uso de ellos tras un año desde su compra. Como, por ejemplo: terrenos, propiedades, etc.
  • Capital riesgo: fondos donde los inversionistas disponen de instrumentos o transacciones con un riesgo elevado para desarrollar un rendimiento o beneficio superior al que normalmente se busca. Cómo se buscan resultados por encima de lo normal se acaban llamando de “riesgo” ya que toma un rumbo diferente a las vías tradicionales de financiamiento.
  • Capital variable: es aquel capital que varía según el número de socios que hay en ella y los recursos que se habían puesto en ella, es decir, el capital social. 
  • Capital financiero: valor que tienen las inversiones a corto plazo y que se ve reflejados en acciones, préstamos y demás. Es más, normalmente suelen ser llevadas por otras instituciones. 


Digamos que el capital es bienes o instrumentos que tienen como objetivo financiar otros bienes o servicios. Por tanto, el objetivo principal es conseguir beneficios a partir de una actividad productiva para poder invertir el dinero. Además de que el capital se utiliza para generar más valor.

Con Orama, podrás analizar el flujo de caja de tu empresa y descubrir si tendrás necesidades de financiación.

Reserva tu demo con uno de nuestros especialistas.

También te puede interesar